Viernes, 04 Diciembre 2020 10:58

El 44,2% de los argentinos son pobres y el desempleo llegó al 14,2%, según la UCA

En el informe sobre el tercer trimestre se observa que 20,3 millones de personas se encuentran por debajo de la línea de pobreza y 2,7 millones no tienen empleo.
El Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina publicó hoy el “Informe de Avance: Deudas Sociales en la Argentina 2010-2020. Crisis del empleo, pobrezas y desigualdades estructurales en el contexto COVID-19” de más de 250 páginas, con datos del cuatrimestre de julio a octubre de este año, donde se pueden observar los aumentos en las tasas de pobreza, indigencia y de desempleo.
 
Los números son impactantes y reflejan las consecuencias de la cuarentena eterna y las medidas tomadas por el gobierno en un contexto económico que ya venía en caída desde 2018.
 
La investigación arrojó aumentos de la proporción de la población que se encuentra en situación de pobreza de 40,8% en 2019 a 44,2% ahora. Es decir que 20,3 millones de argentinos no pueden acceder a todos los alimentos de la canasta básica, al sistema de salud y a la vivienda.
 
Respecto al conjunto de los hogares, pasó de 32,1% a 34,9%, esto es por la mayor densidad demográfica en las familias con menos recursos.
 
En referencia a los índices de desempleo, la cifra pasó de 10,6% a 14,2%, lo que se eleva al doble si se le agrega el “efecto desaliento” a buscar trabajo. La Argentina pasó de casi 2,1 millones de desocupados a un poco más de 2,7 millones.
 
“Las medidas de aislamiento obligatorio adoptadas generaron una crisis de oferta y demanda de bienes, servicios y mano de obra laboral, lo cual tendió a alterar la validez de indicadores clásicos utilizados para medir la condición de actividad, la pobreza por ingresos y las demandas de salud y educación, entre otras dimensiones”, señala el trabajo dirigido por Agustín Salvia, director del ODSA-UCA.
 
Asimismo, el 60,4% de los niños y jóvenes de hasta 17 años se encuentran bajo la línea de pobreza. Es decir, 6 de cada 10 chicos. Mientras que la indigencia infantil llegó al 16%. Esta es la cifra más alta de los últimos 10 años y muy superior a la del año pasado.
 
“El aumento de la indigencia infantil es algo grave porque es una hipoteca para el futuro de ese chico, su familia y toda la sociedad. Porque si una persona se alimenta mal de chico no se recupera más en el resto de su vida”, aseguró Eduardo Donza, el investigador del observatorio de la UCA.
 
Estos números se dan dos días después de que se presentara un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con la actualización del pronóstico de recesión en la Argentina, con la mayor baja entre los miembros del G-20.
 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.