Martes, 06 Julio 2021 10:22

La inflación y el barril de petróleo complican el precio de combustibles

Si bien se había establecido no aumentar más la nafta en lo que queda de 2021 quedan dudas sobre si luego de las elecciones de noviembre podría haber un nuevo aumento en los surtidores.
El Gobierno había establecido que el aumento del 5% promedio de nafta y gasoil durante el segundo fin de semana de mayo era el último del 2021.
 
El problema ahora es que la Casa Rosada y el Palacio de Hacienda están teniendo que revisar las proyecciones del 29% y las políticas por la inflación galopante que presiona los bolsillos y el balance de las empresas.
 
Por caso, tuvo que adelantarse el aumento del salario mínimo vital y móvil (SMVM) que estaba previsto para septiembre, que tendrá un impacto también en los planes sociales.
 
A su vez, el precio del petróleo alcanzó su máximo en tres años luego de la cancelación de la reunión de la OPEP+.
 
Tal como informó Financial Times, "Arabia Saudita, Rusia y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) tuvieron problemas para llegar a un compromiso.
 
Los ministros de petróleo de la OPEP+ debían volver a reunirse el lunes (5/07) tras no haber logrado un acuerdo a finales de la semana pasada, con los EAU irritados por un objetivo de suministro que consideran demasiado bajo y que subestima su capacidad de producción.
 
Sin embargo, las conversaciones bilaterales de alto nivel no lograron superar el estancamiento y alcanzar la unanimidad necesaria antes del inicio previsto de la reunión formal, por lo que se canceló el encuentro virtual.
 
El crudo Brent, la referencia internacional, subió tras la noticia hasta los US$77,09 el barril, ganando un uno por ciento para alcanzar el nivel más alto desde 2018. El West Texas Intermediate, de referencia en Estados Unidos, subió a US$ 76,20 el barril".
 
La reunión ha sido "suspendida", según declaró Mohammed Barkindo, secretario general de la OPEP, a los ministros. "La fecha de la próxima reunión se decidirá a su debido tiempo".
 
"Hemos perdido una buena oportunidad de ayudar al mercado a aliviar una escasez temporal", dijo. "Ellos (los EAU) tienen que asumir ahora la subida de los precios del petróleo".
 
Ahora bien, personas familiarizadas con la posición de los EAU dijeron a FT que Arabia Saudita y Rusia necesitaban más tiempo para discutir la posición de Abu Dhabi, que se mantiene sin cambios.
 
"No hay ningún aplazamiento", dijo una persona familiarizada con la posición saudita y rusa a dicho medio. "Los EAU han bloqueado la decisión, por lo que la reunión se ha cancelado. Los niveles actuales de producción continúan como están".
 
En tanto, EconoJournal agregó: "El costo de generación de la electricidad creció este año de la mano de un mayor consumo de combustibles líquidos importados para cubrir la menor oferta hidroeléctrica, a raíz de la sequía histórica que afecta a la cuenca Paraná-Uruguay y también para reemplazar, durante abril y mayor, la escasez de gas producido en el mercado interno.
 
El costo monómico del sistema eléctrico descendió en 2020 a US$ 57 por MWh desde una media de 66 dólares en 2019. Este año volvió a superar los 60 dólares a partir del consumo de una mayor cantidad de gasoil importado y del incremento del precio del gas que paga Cammesa a partir de la implementación del Plan Gas Ar.
 
Con la intención de bajar el nivel de combustibles líquidos que está consumiendo el parque de generación térmica, que redundará este año en significativo salto de los subsidios eléctrico, la Secretaría de Energía autorizó a Cammesa a contratar gas disponible en el mercado spot, pero a un precio más elevado que al que venía contratando. Se estima que los subsidios total que recibirá el sector energético podrían trepar en 2021 hasta los US$ 8500 millones".
 
Si bien no está previsto que en la Argentina aumenten los combustibles, el escenario local e internacional obligaría a repensarlo, al menos para diciembre.
 
De todas maneras, la agencia de rating local Moody’s local Argentina acaba de emitir un informe en el que sube la calificación crediticia de YPF como emisor de largo plazo en moneda local de “A+” a “AA-”.
 
La suba de las calificaciones refleja las mejoras esperadas en las principales métricas crediticias de YPF ante el incremento en la producción diaria en aproximadamente un 5% en crudo y un 7% en gas para el segundo semestre de 2021, en un contexto de tendencia hacia normalización en la demanda de combustibles locales y regionales y de los precios de surtidor, todo lo cual permite estabilizar su situación financiera en el corto y mediano plazo.
 
Moody’s Local Argentina considera que esa mejora en la liquidez y en el perfil de vencimientos de deuda de la compañía le permitirá financiar un mayor nivel de inversiones en los principales yacimientos de producción de crudo no convencionales (como por ejemplo Loma Campana, La Amarga Chica y Bandurria Sur), permitiendo incrementar la producción de 30 KBBL/d a Dic20 a un nivel de producción de hasta 130 KBBL/d en el mediano plazo.
 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.