Martes, 13 Julio 2021 10:30

Alberto Fernández denunció "golpe de mercado" y BCRA absorbe

El presidente Alberto Fernández salió a denunciar un golpe de mercado. Sin embargo, maniobras del BCRA indican que hubo excesos que hoy se están pagando caro.
En pleno clima electoral, el presidente Alberto Fernández salió, este lunes, a denunciar un golpe de mercado:
 
"Estamos muy encima del dólar, hay mucha gente que especula y le quiere hacer daño al Gobierno.
 
Hay capitales que quedaron a la época de Macri que están tratando de salir por el dólar Contado con Liquidación y eso mueve un poco el precio. El dólar blue es un mercado muy inestable, la otra vez subió 7 pesos y registramos una compra de 300.000 dólares. O sea, 300.000 dólares te hacen subir 7 pesos el dólar blue.
 
Estamos muy encima del dólar, tratando de que el tema esté controlado, custodiado por nosotros. Martín Guzmán y Miguel Pesce hacen un trabajo enorme para tener un seguimiento de las variaciones del dólar lo más perfectas posibles, ahora se sumó la CNV a la tarea, para que ningún pícaro genere zozobra. Con alguien que compre US$300.000 el dólar puede subir 7 pesos. Hay mucha gente que especula, quiere hacer daño y lastimar al gobierno, y eso pasa, como lo hemos visto muchas veces en la Argentina”, dijo desde Radio 10.
 
Gran dilema en la previa electoral
 
La falta de un plan económico, la excesiva inyección monetaria en 2020, el descontrol cambiario y la galopante inflación no permiten al Gobierno llevar a cabo su deseo máximo en época de elecciones: poner plata en los bolsillos de la gente. Como bien marca el periodista Jorge Herrera desde Ámbito Financiero, "el circulante en poder del público creció más de 32% en términos reales a fines del tercer trimestre del año pasado mientras los depósitos privados lo hicieron en más del 47% en dicho período. Pero a partir de ahí empezó a deteriorarse el nivel de monetización de la economía, lo que se ha acentuado en los últimos meses a raíz de la aceleración de la tasa de inflación anual. Por eso en el último tiempo se percibe que de cierta manera que “no hay plata en la calle”.
 
No es solo que los saldos monetarios reales de familias y empresas se han reducido, por la mayor inflación, sino que demandan cada vez menos. En los últimos doce meses el circulante en poder del público cayó más de 12% en términos reales. ¿Por qué es relevante esto? Dada la situación actual, no será sencillo incentivar la demanda agregada (principalmente el consumo doméstico) con mayor emisión monetaria, sencillamente, porque la economía viene operando con una tasa de inflación anual del 40/50% en los últimos doce meses.
 
Y no es lo mismo transitar la economía con una tasa de inflación del 20/25% que con una del 40/50%. O sea, en otro contexto, sobre todo en un año electoral, al Gobierno le podría surtir efecto “poner dinero en los bolsillos de la gente”. Pero si no cede la tasa de inflación, los pesos que inyectan se licúan más rápido. Es decir, la mayor emisión termina siendo un placebo, que luego terminará impactando en los precios ante el exceso de pesos. De modo que la reactivación vía mayor emisión y más gasto público no está para nada garantizada. Se corre así el riesgo de que el nivel de actividad permanezca estancado pero con expectativas inflacionarias crecientes".
 
El cepo del cepo
 
Ayer, con el estreno del nuevo cepo del cepo, se vio una guerra en la City Porteña. Según el periodista económico, Mariano Gorodisch, manos amigas de la Casa Rosada inyectaron US$800.000 para contener el blue y aún así no lo lograron.

En una sola jornada bursátil, el tipo de cambio libre pasó de $170 a un cierre de $177. Ocurre que para los especialistas en la materia, los dólares están regalados otra vez en la Argentina.

Si se toma la suba de precios del Índice de Precios al Consumidor (IPC) hasta ahora, el pico del CCL de $ 182 (brecha de 133%) en octubre pasado, actualizado por la inflación acumulada, equivale a $ 247 de hoy, según cálculos de GMA Capital al que accedió El Cronista Comercial.
 
Se advierte que en lo que va de julio, el dólar informal acumula un avance de $9, mientras que en 2021 registra un ascenso de $11. Al verdadero problema ya lo advirtieron hasta los países más serios del FMI: la Argentina no posee un plan económico. Si bien en Balcarce 50 se esfuerzan por lograr un acuerdo cuanto antes, el principal desafío es que la coalición gobernante acuerde puntos básicos para reordenar la macroeconomía.
 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.