Miércoles, 21 Julio 2021 09:52

Dólar blue: El temor y la estrategia de las cuevas

En medio de una fuerte disparada del dólar blue, las cuevas evalúan minuto a minuto qué hacer por temor a los allanamientos.
En medio de la fuerte disparada del dólar blue, se volvió a registrar un fenómeno que hacía mucho tiempo no se veía: las cuevas dejaron de vender billetes estadounidense y solo se limitaban a comprar a $179 o $180.
 
Cualquiera podría pensar que era un gran momento para vender a precios exorbitantes, aprovechando la crisis cambiaria en tiempos electorales.
 
Según explicaron algunos dueños de las cuevas, hay un fuerte temor a que vuelvan los allanamientos como en la época de Cristina Fernández. A su vez, "si los cambistas no cuidaban la plaza se iba a $190, pero la gestionaron bien, esperaron a quien tenía que vender", comentaron en las mesas según El Cronista Comercial.
 
La pregunta del millón: ¿El dólar blue está caro o barato?
 
La gran pregunta del momento es si un dólar blue cerca de $190 es caro o barato. En una nota muy completa, Jorge Herrera analizó desde Ámbito Financiero: "Mirando por el espejo retrovisor, la historia contemporánea parece decirnos que no estamos frente a un dólar típico de las últimas crisis terminales como lo fueron los tipos de cambio paralelos de la hiperinflación de 1989 (abril/julio) o el posterior a la Guerra de Malvinas de 1982 (junio/agosto), o incluso el dólar oficial de la Híper del 89. En cambio, los niveles alcanzados por los tipos de cambio reales informales en octubre del 2020 fueron muy similares a los máximos registrados en esos eventos de los 80.
 
Por ejemplo, el CCL de $190 de octubre 2020, era casi similar del oficial de la Híper 89 que a precios del año pasado era de $191, mientras que el paralelo de la Híper 89 equivalía a $240 y el de pos-Malvinas a $210. Esos valores hoy serían similares a $239, $300 y $263 respectivamente. De modo que la cotización alcanzada por los dólares informales en la actualidad, aún, dista mucho de experiencias traumáticas de los 80. En realidad, se asemejan más a tipos de cambio reales informales vinculados con épocas de inestabilidad pero no hiperinflacionarias. Por ejemplo, siguiendo el ejemplo del CCL de octubre pasado de $190, este superaba ampliamente a los paralelos de pre-Alfonsín 1983 (septiembre/octubre) que equivalía a pesos de octubre pasado a $150 o el paralelo previo al Plan Austral (enero 84/mayo 85) de $141 e incluso al dólar oficial de Duhalde 2002 de $125.
 
A estos tres momentos de la historia se los considera, en términos cambiarios, asociados a épocas de inestabilidad que no llegaron a detonar una híper. Esos valores a precios de hoy serían aproximadamente de $187, $177 y $157 respectivamente. Dicho esto, cabe señalar que si bien no se está frente a niveles de dólar propios de situaciones de crisis terminales, el tenor de la brecha genera ruidos indeseables, sobre todo en un año electoral. Y dado que aún hay varias generaciones sobrevivientes de dichas crisis la experiencia está a flor de piel y los reflejos muy agudizados. Por ende, más allá de las mezquindades políticas, tanto el Gobierno, y sobre todo el BCRA (que volvió a emitir), como la oposición deben saber que no pueden tirar de la soga por demás, salvo que estén dispuestos a saltar al vacío, sin saber si hay red o no. Hoy hay una ventaja, que antes no se tenía, y es que el tipo de cambio real oficial no está atrasado.
 
Los $96 de hoy están dentro del rango del promedio histórico desde los 70, incluso supera el promedio de 1997/2021. Esto último es lo que le brinda margen al Gobierno para desacelerar el crawling peg de cara a las elecciones y de ahí la necesidad de que el CCL y el MEP no se alejen tanto, y menos el blue. Porque la brecha genera más nerviosismo. En las elecciones de 2013 la brecha apenas superaba el 60% (tras la devaluación se redujo al 30%) al igual que en las elecciones de 2015. Hoy está subiendo, muy rápido. En octubre 2020 la brecha superó el 120%". Matías Rajnerman, de Ecolatina, aportó sobre las causas: “La disparada tiene dos grandes causas; en primer lugar al endurecimiento del cepo y a las expectativas que eso generó también, y en segundo lugar, y para nada menor, a la presión pre-electoral que atraviesa la Argentina. Es decir, a todos los vaivenes y temores que hay antes de las elecciones
PASO”.
 
Reservas BCRA
 
El Banco Central, en tanto, sigue alimentando sus reservas y logró superar el umbral de los US$43.000 millones por primera vez desde agosto 2020. También se supo que la Argentina ya firmó la asignación de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI), por lo que se espera que en agosto lleguen unos US$4.300 millones.
 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.